Volver a la biblioteca de bienestar

Hágase la prueba del cáncer de cuello uterino

Conceptos básicos: descripción general

Hacerse exámenes de detección de cáncer de cuello uterino con regularidad puede ayudar a encontrar células cervicales anormales (modificadas) antes de que se conviertan en cáncer de cuello uterino. Hay 2 tipos de pruebas de detección que pueden encontrar células cervicales anormales:

La mayoría de las muertes por cáncer de cuello uterino se pueden prevenir si las mujeres se someten a exámenes de detección de cáncer de cuello uterino con regularidad y atención de seguimiento.

¿Con qué frecuencia debo hacerme una prueba de detección?

La detección del cáncer de cuello uterino depende de la edad que tenga y de las pruebas de detección que se realice.

Si tiene entre 21 y 29 años, hágase una prueba de Papanicolaou cada 3 años.

Si tiene entre 30 y 65 años:

Algunas personas pueden necesitar hacerse exámenes de detección con más frecuencia. Por ejemplo, su médico puede recomendarle que se haga exámenes de detección con más frecuencia si ha tenido resultados anormales en las pruebas en el pasado.

Si tiene 66 años o más, pregúntele a su médico si necesita continuar con las pruebas de detección periódicas del cáncer de cuello uterino.